¿No te ves capaz de ser más creativo? Parece que hoy en día todo está inventado y, cuando pensamos en algo novedoso, rápidamente se nos vienen a la mente aplicaciones o personas que ya lo han creado. ¿Pero cómo es posible hacer algo que aún no exista? ¿Cómo se nos pueden ocurrir ideas novedosas?

Muchas personas, por su trabajo o porque quieren innovar, necesitan desarrollar ideas creativas, pero se encuentran con un bloqueo mental que no les permite llevar a cabo tal actividad. Muchas veces este bloqueo se debe a la falta de concentración y necesitamos hacer tareas que ayuden a desarrollar la creatividad. Podemos encontrar varias acciones destacadas que nos ayudarán en esta labor. 

Principales claves para ser más creativo

1.- Copiar no es algo negativo, sino recurrente. Todos los grandes genios han comenzado sus teorías basándose en otras ya existentes que, posteriormente, han matizado y mejorado, creando una idea completamente nueva y revolucionaria. Imitar a otras personas no es malo, ¡todo lo contrario!, pues te ayudará a encontrar tus verdaderos propósitos al leer o emular a los que ya han creado algo sobre el tema que te interesa.

2.- Trabajar con gente que tiene más talento que tú no solo te hará más humilde al reconocer este hecho, sino que también te enriquecerá. Escuchar sobre sus trabajos y compartir tus ideas con ellos harán que se cree un feedback que será verdaderamente beneficioso. ¡Ampliarás conocimientos y vivirás momentos superenriquecedores!

3.- La creatividad no parte solo de la mente, por ello tienes que realizar otras actividades complementarias que te ayuden e inspiren, como por ejemplo caminar, ver películas relacionadas con el tema que estudias, hacer esquemas de colores en grandes pizarras para ordenar los conceptos… No te quedes en casa esperando a que la inspiración llegue por ciencia infusa, las opciones son variadas y están al alcance de cualquiera.

4.- No pierdas excesivo tiempo en lo que ya está creado o establecido y céntrate en las necesidades que existen. El ordenador puede ser un aliado para buscar información muy valiosa, pero también te puede limitar. Sal de tu espacio de trabajo habitual o zona de confort para encontrar sitios que generen en ti nuevas sensaciones y permitan que tu pensamiento vuele hacia nuevas y valiosas ideas.

5.- Las modas están muy bien para el mundo de la moda o la decoración, pero en cuanto a tendencias de pensamiento no hay nada escrito. No te bases en lo que se lleva o de lo que todo el mundo habla en este momento. Propón temas que te interesen e indaga en ellos.

6.- Es cierto que las actividades rutinarias y, en cierto sentido, aburridas, como planchar, dejan espacio suficiente en nuestro cerebro para que nos podamos centrar en otras prácticas más originales. Pero tampoco hace falta que llenemos nuestro tiempo de tareas tediosas. Os recomendamos realizar pequeños trabajos que permitan el desarrollo de la creatividad a diario, como escribir o dibujar.

7.- La clave del éxito es simplificar nuestras ideas para que sean más comprensibles y, de esta forman, nos permitan centrarnos en el objeto de estudio al 100%.

¿Necesitas una ayuda extra?

Otra manera de alcanzar fácilmente la tan ansiada creatividad en nuestras labores del día a día es abandonar las ideas preconcebidas y dejar volar la imaginación hacia pensamientos creativos, aunque esto signifique defender ideas alocadas o imposibles. Es decir, básicamente consiste en tomar decisiones que la mayoría de personas no tomarían. Para acercarnos a este modo de entender la vida, se debe de potenciar el pensamiento divergente (tan de moda en la actualidad gracias a la famosa película Divergente). 

Como las decisiones tomadas bajo el influjo del pensamiento creativo no son, a priori, las más lógicas, se alcanzan ideas originales y creativas casi sin pretenderlo, rompiendo los moldes y yendo más allá de los estereotipos y de lo socialmente aceptado. Y aunque el pensamiento lateral está más asociado con las artes y el ocio, es tarea de cada uno practicarlo y llevarlo al terreno personal para conseguir grandes mejoras.

Uno de los puntos fuertes para conseguir una creatividad mayor es mejorar la concentración. Nuestra cabeza debe de estar bien centrada en lo que queremos y no podemos tener ningún tipo de distracción que desvíe nuestros pensamientos a asuntos triviales.

Ejercicios para potenciar la creatividad

Hay unos ejercicios que son muy sencillos de realizar para conseguir mayor concentración y ayudarnos así a que las ideas fluyan de forma más rápida y fácil.

Lo primero es descansar las horas suficientes, pues así conseguimos una recuperación cerebral y cognitiva necesaria para un buen estado de lucidez.

En segundo lugar, y por muy raro que parezca, numerosos estudios confirman que mascar chicle nos ayuda a potenciar la concentración, pues nos hace recordar información a corto plazo. Además de mejorar nuestra memoria visual y auditiva. Así que ante la duda, ¡a mascar chicle!

En tercer lugar, hay que usar más papel y lápiz, ya que estos elementos nos ayudan a apuntar ideas que nos vienen de repente y que si tenemos que esperar a que el ordenador se encienda… ya se nos han olvidado. Además, al escribir a mano, nuestro cerebro hace un esfuerzo mucho mayor por concentrarse, y esto hace que la calidad de nuestras ideas aumente.

Por supuesto, evitar las distracciones y el estrés es fundamental para conseguir concentrarnos de forma correcta y por más tiempo. Para expulsar de nuestras vidas estas dos cuestiones es muy recomendable aprender a meditar. ¿Pero cómo nos podemos iniciar en la meditación?

Creatividad y meditación, ¡siempre de la mano!

Lo primero que tenemos que hacer es ponernos ropa cómoda, preferiblemente ancha, y liberarnos de complementos como el reloj o los pendientes.

A continuación, debemos buscar un lugar tranquilo, donde no se produzcan interrupciones constantes, que puede ser una habitación o lugares naturales como la playa o la montaña.

Asegurados los anteriores puntos, habría que sentarse de una forma correcta. La mejor postura es en el suelo, con la espalda recta, manteniendo los brazos y hombros relajados y respirando profundamente.

Para lograr una buena concentración es necesario que en un primer momento pienses en un objeto, mientras mantienes los ojos cerrados. Aunque hay personas que se concentran más fácilmente en un sonido, por lo que la música facilitará la tarea.

Las ideas que surjan durante la meditación serán aceptadas para poder seguir adelante.

Es saludable introducir la meditación de forma progresiva en nuestra rutina, pues nos ayudará a concentrarnos mejor en nuestros objetivos.

La creatividad va de la mano de la meditación y de una mejora de la concentración. ¡Estos ejercicios facilitarán la llegada de ideas brillantes a nuestra vida!

Estamos trabajando en la versión para dispositivos Apple

Estamos trabajando en la versión para dispositivos Apple

Déjanos tu email y te mandaremos un aviso en cuanto la app esté subida y disponible para tu dispositivo Apple.

[ninja_form id=9]

You have Successfully Subscribed!