Todos envidiamos a aquellas personas que tienen una buena memoria. Sin embargo, no todo el mundo tiene ese don. No obstante, si conseguimos aumentar nuestra capacidad de concentración, también nuestra memoria mejorará.

¿Cuántas veces nos sentimos incapaces de recordar cosas muy sencillas? De hecho, cuanto más lo intentamos menos posibilidades tenemos de que el recuerdo acuda a nuestra memoria. Es muy importante entender cómo funciona nuestra capacidad para memorizar.

La memoria depende de varios factores

Para que se produzca el proceso de memorización tienen que suceder tres fases muy diferentes. Estas tres fases son la codificación, el almacenamiento y la recuperación. Todas son importantes, ya que para poder recordar algo es necesario que las tres se hayan realizado correctamente.


Muchas veces, el hecho de no acordarnos de algo no quiere decir que tengamos problemas de memoria. Es muy probable  que esta falta de recuerdo tenga que ver con una falta de atención en el momento de la codificación. Así mismo, cuando nuestro estado anímico es bajo tendemos a poner menos atención, con lo que la memoria también fallará.

 

Fuente: Pixabay/cocoparisiene

 

También existen otros factores que influyen en gran medida en que nuestra memoria sea buena. Por ejemplo, el hecho de llevar una dieta sana y practicar ejercicio son factores muy importantes. Los aceites Omega 3 son grandes aliados de nuestro cerebro y, por lo tanto, de nuestra memoria.

Además de los factores externos, también es importante destacar los estados internos. Cuando nos sentimos relajados y felices, es mucho más fácil que recordemos lo que nos está sucediendo. Así mismo, si tenemos una buena capacidad de concentración nuestra memoria será mucho mejor.

Tipos de memoria

– Memoria sensorial: se refiere a la entrada de datos a través de la memoria.

– Memoria a corto plazo: la información se capta y se retiene durante minutos o segundos.

– Memoria a medio plazo: cuando un recuerdo se mantiene por ciertas horas.

– Memoria a largo plazo: cuando los recuerdos quedan guardados por largo tiempo al ser consolidados.

 

Fuente: Pixabay/ fuzzel2502

La importancia de la concentración

La concentración mental es un proceso que se realiza por medio del razonamiento. Se trata de focalizar toda nuestra atención sobre un objeto o una actividad en concreto. El resto de los objetos o pensamientos pasan a un segundo plano cuando estamos concentrados.

La concentración es importante para el proceso de aprendizaje y para el proceso de recuerdo. Cuando nos concentramos, la mente y el cuerpo aprenden a actuar juntos. De esta manera, no se malgasta energía física o mental.

El aprendizaje y la memorización necesitan de concentración. Si no conseguimos un alto poder de concentración, nuestra memoria se verá afectada en gran medida.

Qué puedes hacer para mejorar la memoria

Según hemos visto, la memoria es un proceso elemental de nuestra mente. Además de servirnos de ayuda para organizarnos, contribuye a que recordemos vivencias o eventos importantes. No obstante, debemos prestarle mucha atención porque el paso del tiempo le afecta en gran medida. Vamos a ver de qué forma podemos mejorar y entrenar nuestra memoria:

  • Duerme bien. Si no dormimos las horas necesarias, nuestro cerebro no funcionará adecuadamente. Necesitamos al menos 7 horas para que el cerebro procese correctamente toda la información y mejore la memoria a largo plazo.
  • Haz ejercicio. Recientes estudios, llevados a cabo en la Universidad de Pittsburg, han comprobado que, con el ejercicio físico, se incrementa el tamaño del hipocampo y por ello la memoria es mejor.
  • Asocia una imagen a un concepto. Si asociamos una imagen concreta a una definición, es mucho más fácil para nuestra memoria retener la información.
  • Haz fotografías mentales. De forma parecida al ejemplo anterior, tomaremos una fotografía mental de lo que queremos recordar. Podremos volver al recuerdo cuando queramos para echar un vistazo a los detalles.
  • Lleva una dieta adecuada. Incluye en tu dieta alimentos que contengan Omega 3. Así mismo, las vitaminas del grupo B, de los cereales sin refinar, serán de gran ayuda. Toma también un par de veces a la semana pescados azules. Evita el azúcar y los cereales refinados,

Cómo mejorar la concentración

La memoria nos falla, en muchos casos, porque los niveles de concentración son muy bajos. Es imprescindible estar concentrados si queremos buenos resultados en la actividad que llevamos a cabo. Veamos cómo podemos mejor nuestra capacidad de concentración:

  • Camina. Pasear solo por el placer de caminar es una gran forma de conectar con nosotros mismos. Si consigues poner toda tu atención en el hecho de caminar, la concentración mejorará. Observa cada paso que das, tu respiración. Contempla el paisaje sin darle ningún juicio o pensamiento.

 

Fuente: Pixabay/ashokorg0

 

  • Escribe. El hecho de escribir de forma consciente, poniendo mucha atención en cada trazo, nos ayuda a retener el contenido. Si hacemos una caligrafía en la que la letra sea muy estilizada, el cerebro se tendrá que concentrar en gran medida.
  • Medita. Comenzar el día meditando es una de las mejores formas de obtener poder de concentración. Al levantarte busca un sitio tranquilo y siéntate a meditar durante 15 o 20 minutos. No es necesario que sea una meditación complicada. Empieza haciendo varias respiraciones profundas. Después, limítate a observar los pensamientos que comienzan a llegar a tu mente. No te enganches en ellos, solo observálos y déjalos marchar. Esta pequeña meditación, conseguirá que el resto del día sea mucho más consciente.
  • Practica mindfulness. Pon toda tu atención en cualquier cosa que hagas. Da igual lo que estés haciendo, lo importante es poner toda la atención en ello. Come, dúchate o lava los platos de forma totalmente consciente. El mindfulness es una de las mejores formas de cultivar la concentración.
  • Siéntate a no hacer nada. De vez en cuando, regálate 10 minutos sentado, sin hacer nada. Respira y observa tu respiración. Mira a tu alrededor sin más deseo que contemplar lo que allí se encuentre. Esta sencilla práctica te lleva de vuelta a ti mismo.

Vivimos en un momento en el que las distracciones nos acechan en cada esquina. Si queremos que nuestra memoria siga siendo buena, necesitamos hacer un poco de esfuerzo para conservarla. Con un poco de constancia y llevando a cabo estas sencillas prácticas tu capacidad de concentración mejorará a la vez que tu memoria.

Y en esto te puede ayudar el método Crear Salud, que se convertirá en tu mejor compañero para llevar la atención plena y la meditación a tu día a día. Además, en este método también fomentamos y aconsejamos sobre una correcta nutrición y una vida más activa.

Descárgate la app Sienteaquí puedes hacerlo- y empieza a disfrutar de los beneficios del mindfulness y la Psicología Positiva. A partir de una metodología muy sencilla, emprenderás el camino para mejorar tu bienestar y acercarte a una vida más feliz.

 


Tags: , , , , , ,

Estamos trabajando en la versión para dispositivos Apple

Estamos trabajando en la versión para dispositivos Apple

Déjanos tu email y te mandaremos un aviso en cuanto la app esté subida y disponible para tu dispositivo Apple.

[ninja_form id=9]

You have Successfully Subscribed!